Librería Oficios Terrestres CONTRA EL TIEMPO. FILOSOFÍA PRÁCTICA DEL INSTANTE

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 Artículos

En total 0,00 €

CONTRA EL TIEMPO
Título:
CONTRA EL TIEMPO. FILOSOFÍA PRÁCTICA DEL INSTANTE
Subtítulo:
Autor:
CONCHEIRO, LUCIANO
Editorial:
ANAGRAMA
Materia
ENSAYO
ISBN:
978-84-339-6409-0
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata
15,90 € Comprar

Sinopsis

FINALISTA DEL 44.º PREMIO ANAGRAMA DE ENSAYO

Vivimos en la era de la velocidad, hasta el punto de que el autor afirma en el arranque de este lúcido ensayo: «Si me viera obligado a señalar un rasgo que describiera la época actual en su totalidad, no lo dudaría un segundo: elegiría la aceleración. Este fenómeno explica en buena medida cómo funcionan hoy en día la economía, la política, las relaciones sociales, nuestros cuerpos y nuestra psique. El incremento de la velocidad es una mirilla por la cual, sin tener que recurrir a perspectivas reduccionistas, podemos ver –y acaso entender un poco mejor– el mundo contemporáneo y a quienes lo habitamos.»



Luciano Concheiro no se limita a reivindicar la contemplación meditativa y la plácida celebración de lo aparentemente nimio: su mirada analítica va más allá, e indaga en el capitalismo obsesionado por el beneficio permanente, la política marcada por el cortoplacismo y las sociedades contemporáneas que generan individuos estresados y ansiosos.

Éste es por tanto un libro que analiza la velocidad en su dimensión económica –la obsolescencia programada, el modelo de producción de Toyota y el de consumo frenético orquestado por Zara, la actualización permanente que impone la digitalización, los acelerados flujos del capitalismo especulativo...–, política –decisiones rápidas frente a deliberación, destrucción del contrincante en lugar de debate ideológico en lo que podríamos denominar el modelo House of Cards...– y social –el consumo de tranquilizantes y euforizantes, la volatilidad de las relaciones amorosas, la precariedad laboral...–, todo lo cual da como resultado un mundo cuya aceleración imposibilita hilvanar un relato coherente que nos ayude a vivir con equilibrio, porque la prisa despoja de sentido la existencia.

Para romper con esta dictadura de la velocidad, el autor propone una revuelta íntima mediante una filosofía de vida basada en la experiencia de una temporalidad en la que el tiempo deja de transcurrir, que denomina «Filosofía práctica del instante». Esta propuesta de resistencia tangencial la construye a partir de las enseñanzas de pensadores y artistas como Bachelard, Suzuki, Duchamp, Cage, Furio Jensi y Gabriel Orozco: una serie de fotografías de este último, el artista vivo más importante de México, acompañan las páginas de este libro a manera de koan visual. El resultado es un conciso ensayo que rebosa inteligencia crítica.

«A diferencia de la famosa respuesta ofrecida por Agustín de Hipona: “Si me preguntan por el tiempo no sé nada, si no me lo preguntan lo entiendo perfecto”, Luciano Concheiro ha logrado desmenuzar de una manera impecable las partículas que parecen componerlo con el fin de demostrar que la verdadera tragedia contemporánea se basa en su forzada aceleración, sin más sentido que el de poner en evidencia un frenético e imparable juego movido sólo por su propia perversión» (Mario Bellatin).

«Este magnífico ensayo es una síntesis de las tensiones a las que nos somete el turbocapitaismo y una creativa propuesta sobre la manera de escapar de la aceleración. La velocidad acaba fragmentando nuestro mundo y a bordo de cada fragmento navega la posibilidad del instante. En este ensayo fulgura el instante en el que Luciano Concheiro disuelve su identidad de manera íntima pero subversiva. Una extraordinaria proeza intelectual» (Roger Bartra).

«Pocos placeres hay tan coherentes con el gesto subversivo que se emancipa -todavía- frente a la neurosis eficientista de la sobreproducción postcapitalista, que disponerse deliberada y lentamente a leer este libro de Luciano Concheiro, que pone enfrente de quien lo haga las herramientas para criticar, o sea poner en crisis, sus propios presupuestos y paradigmas acerca de nuestra permanente urgencia, siempre indigente, que no infraleve. A quienes quieran literalmente detenerse en la inteligencia esperanzadora del argumento del autor les felicito de antemano, ante tan brillante inversión, cuyas ganancias se manifestarán al instante en la pérdida del yugo inerte de la domesticación mediática, de la inopia generalizada y esclavizan» (Abraham Cruzvillegas).