Librería Oficios Terrestres DUCHAMP Y LA LITERATURA. LAFORM

TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 Artículos

En total 0,00 €

DUCHAMP Y LA LITERATURA
Título:
DUCHAMP Y LA LITERATURA. LAFORM
Subtítulo:
Autor:
CRUZ SÁNCHEZ, PEDRO ALBERTO
Editorial:
MICROMEGAS
Materia
METALITERATURA
ISBN:
978-84-948480-0-1
Páginas:
84
Disponibilidad:
Disponibilidad inmediata
10,00 € Comprar

Sinopsis

La producción crítica en torno a la obra de Marcel Duchamp resulta tan abundante como reiterativa. La poca generosidad del artista a la hora de explicar tanto la polisemia de sus trabajos como el trayecto y la dimensión de sus diferentes influencias han conducido a una situación de aparente «bloqueo hermenéutico». En principio, el conjunto de nombres que conforman la «constelación Duchamp» está perfectamente identificado, de suerte que pocas sorpresas caben en este sentido. Solo queda la opción de un «margen interpretativo» que ayude a redefinir las relaciones entre ellos y que permita ampliar la ya de por sí amplia carga semántica de cada uno de sus trabajos. Debido precisamente a esto, revisitar las múltiples «sedimentaciones» que la literatura ha dejado sobre su obra resulta una labor del todo pertinente, aunque no exenta de numerosos tramos resbaladizos.

De acuerdo con esto, el presente volumen plantea un acercamiento a las influencias literarias de Duchamp que cristaliza en tres nombres esenciales para entender la configuración final de su obra: Jules Laforgue, Alfred Jarry y Raymond Roussel. El objetivo que se persigue es redefinir ciertos contextos de interpretación que, a fuerza de caer en fórmulas manidas y en lugares comunes repetidos hasta la saciedad durante décadas, habían quedado precipitadamente clausurados para el estudio. Es cierto que los referentes «no-forzados» sobre cuyo fondo de contraste cabe examinar el legado de Duchamp son escasos. Pero, aún de dentro de este abanico reducido que parece asfixiar cualquier intento de expansión de los esfuerzos interpretativos, la plurivocidad de la estrategia de asimilación operada por Duchamp es tal que todavía restan estratos y reflejos sin descubrir.